Mis 2 Pilares en la Maternidad Sin Par

Actualizado: 15 de sep de 2019

Transitar la maternidad en solitario cuando no lo has planificado puede ser aterrador y paralizante. Por eso te comparto las dos claves más importantes para sobrevivir a los desafíos y obstáculos de la maternidad sin par.

“Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos” (Friedrich Nietzsche)

OK, no voy a mentirte. Ser madre soltera no es un cuento de hadas y unicornios. ¿Conoces algo que sí lo sea (aparte de los cuentos de hadas y unicornios)?


A lo largo de mi camino como madre sin pareja he aprendido dos conceptos que son hoy los pilares de una existencia plena y más feliz de lo que era antes del nacimiento de mi hijo.


Y no se trata de encontrar la plenitud y el éxito a partir de la maternidad. Nadie en este mundo se completa a si mismo con la existencia de otro. La felicidad sólo depende de uno mismo y del cristal con el que mire al mundo. La vida de madre en Instagram es siempre una ficción, sea o no acompañada de un hombre. Y esto es, simplemente, porque las dificultades que se enfrentan al criar un hijo son para todos, detalles más detalles menos, las mismas. La diferencia yace en cuánto hacemos para construir sobre lo que tenemos.


"Nadie en este mundo se completa a si mismo con la existencia de otro. La felicidad sólo depende de uno mismo y del cristal con el que mire al mundo. La vida de madre en Instagram es siempre una ficción, sea o no acompañada de un hombre."

Entonces, ¿cuáles son esas claves? Notarás en la superficie que se trata de dos simples clichés. Los vemos en forma de posts en las redes sociales pero rara vez nos detenemos a entenderlos y, fundamentalmente, a practicarlos. Están ahí pero siguen siendo secretos que no muchos logran descifrar. Veámoslos…


#1: “Somos lo que hicimos con lo que hicieron de nosotros”

Tu marido se fue con tu mejor amiga, o sencillamente se fue. El chico con el que saliste dos o tres veces no se hizo cargo. Tu novio no soportó la presión. El padre de tu hijo no está a la altura. El amor de tu vida murió. Sea cual fuere tu historia y las circunstancias de tu maternidad sin par, aquí estás. Y lo mejor que puedes hacer para evitar el dolor es aceptar el contexto y avanzar.


Pero, si no es tu culpa, ¿por qué afrontarlo sola? ¿Por qué aceptar que el hombre que procreó contigo no cumplirá su parte? Porque no es tu culpa, pero es tu responsabilidad. Tu felicidad es tu responsabilidad. Y de tu felicidad, dependerá la de tu hijo en sus primeros años, su infancia y adolescencia.


No es tu culpa pero es tu responsabilidad.


Construir tu castillo sobre esos cimientos será lo que te diferencie del resto y lo que hará de tu vida una historia digna de un guión de Hollywood. Porque si lo pensamos bien, no hay película taquillera si no hay montañas que escalar, tragedias que sobrevivir, monstruos que enfrentar.


“Somos los que hicimos con lo que hicieron de nosotros” Entonces, ¿qué querrás ser? Un alma en pena o la heroína de este cuento?


#2: “La felicidad es un camino, no un fin en sí mismo.”

Sí, todos lo sabemos. Y sin embargo, seguimos esperando conseguir ese trabajo, encontrar ese hombre, comprar esa ropa, vivir en ese lugar, hacer esa cantidad de dinero; para ser felices. Esta es la lección más desoída de la historia.

Se puede disfrutar a los hijos sin compartir la responsabilidad. Se puede encontrar tiempo para uno mismo. Se pueden sanar cada una de las heridas del pasado. Se pueden criar hijos sin rencores ni conceptos disfuncionales sobre el afecto. Se puede volver a confiar. SE.PUEDE.SER.FELIZ.


¿Cómo? Existe una comunidad que puede ayudarte. Aquí estamos.



34 vistas
Suscríbete a nuestra lista. No te pierdas las novedades. 
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

© 2019 by Madres Sin Par. Proudly created with Wix.com